Round-trip | 2012
Dos revistas de geología
50 x 30 cm

¿Qué hay de nuevo, viejo? está conformada por dos publicaciones. La primera es una separata del ACTA GEOLÓGICA HISPÁNICA (publicada por el Instituto Nacional de Geología de España). En ella se informa de la aceptación de una especie fósil considerada temporalmente errónea. La nueva aprobación del viejo holotipo tiene lugar en la década de 1970, momento marcado por un cierto agotamiento de los yacimientos petrolíferos superficiales. La necesidad de localizar reservas de combustible a mayor profundidad conduce a las empresas petroleras a financiar la cartografía de los territorios estatales. A través de sus institutos nacionales los Estados sufragarán a su vez la definición correcta de los holotipos por parte de los museos; re-catalogación que facilita la localización de pozos más profundos. La especie que aparece en la separata, juzgada por un período como sinonimia, se reescribe entonces considerándose acertada.

La segunda revista muestra un caso inverso, la supresión de especies por sinonimia publicada en la revista Batalleria (editada por el Museo Geológico del Seminario de Barcelona). Mientras la botánica o la biología penetran en el interior de los cuerpos explicando lo oculto, la paleontología se sitúa en la superficie visible de las cosas. Es una ciencia de la forma. Con la comparación morfológica determina que un espécimen en particular era lo que no eran los otros. Este animal o planta no existirá por sí mismo (ni en el orden de las palabras, ni en el del mundo) sino en la medida de su distinción, de su diferencia. Al informar en Batalleria de la desaparición de holotipos inferimos que la clasificación del conjunto de los otros se desvanece igualmente, dado que al catalogar un individuo se ordena el resto.» Leer más