L'Assistance Publique-Hôpitaux de Paris pretende imponer la ley HPST del 2009. Según esa ley se producirá una reestructuración hospitalaria que reducirá las 37 estructuras existentes a 12, parte de ellas de nueva creación (pensemos en lo que eso supone a nivel inmobiliario y los posibles cambios que puede comportar en la gestión de los centros) [diapositiva 5]. Beaujon está entre las infraestructuras que pretenden clausurar; en el 2010 se había cerrado el servicio de psiquiatría y el de urgencias estaba amenazado. Esto supondría la pérdida de 400 camas y de las consultas ambulatorias. Los distintos colectivos se quejan de que el hospital está siendo abandonado para poder someter la sanidad a un proceso de financiarización en que el paciente sea un cliente y la sanidad un servicio privado.

Frente a este equipamiento que simboliza el derecho al acceso a la salud, hoy asistimos al desmantelamiento de la conquista de una sanidad pública a nivel Europeo. La recesión, degradación y pérdida de los derechos del trabajador/a se traduce en una expulsión de los sistemas de sanidad pública de la ciudadanía con menores recursos (migrantes, jubilados, mujeres, estudiantes). Este es uno de los síntomas más evidentes de la embestida del capital contra el estado del bienestar.

Proceso de producción colectivo de las pantacartas. El destino final de las mismas, una vez concluida la muestra en Clichy, es su reutilización por parte de los colectivos que luchan en el ámbito sanitario.

Volver