Visionario sobre plataforma de videntes.  
Visionario en éxtasis sobre plataforma.  
Videntes sobre plataforma.  

En el caso de Ezkio el fenómeno tenía lugar inicialmente a las 8:30, pero debido a las suspicacias que en una sociedad conservadora despertaba ese horario, la Virgen tuvo a bien cambiar sus "apariciones". Emulando este hecho, tuvo lugar diariamente una aparición programada, que fiel al testimonio del visionario Patxi Goicoechea, para quien la luz que emanaba la Virgen correspondía a los colores de la ikurriña, ajustaba su horario tras el día de la inauguración a las 6 de la tarde. Luz, de forma e intensidad variables, humo y olor a rosas definen la instalación.

La pieza se completa con una tarima. Dicha plataforma, que vibra ligeramente durante la aparición, es una reproducción a escala de la tarima que ocupaban los videntes. Unos pocos elegidos por la convicción de sus raptos que tenían acceso visual al lugar de las apariciones, mientras el público, situado frente a ellos, daba la espalda al mismo. En Agerraldia se alude a través de este hecho a las arquitecturas de la recepción, vinculando la mariofanía a fenómenos de masas del mundo del espectáculo como el cine, el teatro o la música.

» Volver