122 m! installed. ARCO '08, Galeria Toni Tàpies.  
122m! installed. Cine Coliseo Viñas, Motril.  

122 m! | 2008
Videoinstallation, 2 channels
Super 16 mm transfer to DVD
Color and Sound, 11'

122 m! is a video installation with two face-to-face projections. On each screen there is a sequence showing a porno voiceover actress acting out a lesbian scene from the famous erotic movie Vixen! by Russ Mayer. The title, 122 m!, comes from the length of the rolls of 16 mm film used in erotic-pornographic films from the 1960s, establishing a parody-analogy with the dimensions of the male sex organ. The length of the scene, 11 minutes, is tailored to the time capacity of these rolls. The frame selected is a medium shot, over which an imperceptible zoom is used during the climax and ends with a close-up during orgasm. With no apparent visual reference to the dubbed scene, the dialogue between the two women has an insignificant overtone which surprisingly finishes in a sexual encounter. This scene was chosen because it reveals the natural aspects of lesbian relationships beyond the assumed heterosexuality of the public, and because it shows an erotic vision distinct from the close-up genital shots present in contemporary pornography at the same time.

122 m! es una videoinstalación con dos proyecciones enfrentadas. En cada una de las pantallas se muestra la secuencia de una dobladora de porno reproduciendo una escena lésbica de la célebre película erótica Vixen! de Russ Mayer.122 m! recibe el título del metraje de las bobinas de 16 mm, utilizadas en el cine erótico-pornográfico de la década de los sesenta, estableciendo una paródica analogía con las dimensiones del miembro masculino. La duración de la escena, 11 minutos, se ajusta a la capacidad de las bobinas de dicho metraje. Con ello se pretende comentar, además, la duración de las escenas de sexo mostradas en las pantallas, tanto las a menudo absurdamente prolongadas escenas del cine porno como los ajustados interludios de Hollywood. El encuadre elegido es un plano medio, sobre el que se aplica un zoom imperceptible en el momento del climax que concluye en un primer plano durante el orgasmo. Sin la referencia visual de la escena doblada, el diálogo entre las dos mujeres tiene un tinte de intrascendencia que desemboca, por sorpresa, en una relación sexual. La elección de dicha escena se debe a que revela la naturaleza común de las relaciones lésbicas más alla de la supuesta heterosexualidad pública, a un tiempo que muestra una erótica alejada del primer plano genital presente en el cine pornográfico contemporáneo. » Leer más

» Video: 122 m!